Inicio Opinión Venezuela en tiempos de crisis

Venezuela en tiempos de crisis

23

Felipe Mora

Los problemas que se suscitan en Venezuela mantienen a ese país en una incómoda situación a nivel de la opinión pública internacional, que incluyen críticas mordaces a que se pueda lograr una solución satisfactoria a través del diálogo entre gobierno y oposición.

La crisis económica, que sin dudas deriva de la crisis política, ha dado lugar a que miles de venezolanos se vean compelidos a buscar mejor suerte en otros países.

En muchos casos, familias completas abandonan la tierra que les vio nacer, si es que luego de incontables esfuerzos pueden lograrlo, dejando atrás tradiciones, bienes materiales, debido a la falta de garantías y oportunidades.

A partir de las violentas protestas que se escenificaron en Caracas y otras ciudades entre abril y junio del pasado año, que según cifras no oficiales dejaron un saldo de 125 muertos, se ha incrementado la hégira hacia distintos destinos en el exterior.

Los desabastecimientos de productos de primera necesidad prácticamente han colocado una mordaza a la situación, lo que se revierte en contra del oficialismo.

Dotada por la madre naturaleza de abundantes recursos, Venezuela no debiera sufrir los rigores de una crisis de abasto de alimentos. Su vasta extensión territorial, de 916,445 Kms2 (donde República Dominicana cabe 18 veces), alberga una población de alrededor de 31,7 millones, para una densidad de 34.5 habitantes por kilómetro cuadrado.

Todo indica que de poco han valido las masivas expropiaciones de terrenos y propiedades comenzadas a aplicar desde que el coronel Hugo Chávez regía los destinos de ese país.

El monto actual de la deuda externa venezolana luce impagable, más de 150 mil millones de dólares, dados los tantos inconvenientes que en el orden económico afectan a ese país.

La drástica reducción en los precios del petróleo, a partir del 2013, ha sido quizás el principal motivo, tomando en cuenta que su economía depende esencialmente de la producción petrolera. A esto se agrega una inflación acumulada que -se dice- supera el 400% en el gobierno de Nicolás Maduro.

El régimen de Maduro cada vez más muestra el garrote contra sus opositores, y lo que ha hecho es distanciar aún más la posibilidad de que en Venezuela pueda lograrse un consenso para que las partes enfrentadas puedan dirimir sus diferencias por vías civilizadas.