Inicio Sociedad Educación Textileros piden agotar inventario antes de cambiar uniforme escolar

Textileros piden agotar inventario antes de cambiar uniforme escolar

19

Tres asociaciones de la industria textil consideraron “muy drástico” el cambio de uniformes escolares de un año a otro y dijeron que, aunque no se oponen a la variación, si estiman que se precisa de un mayor tiempo para no ser afectados con los inventarios existentes en almacenes y en los establecimientos comerciales.

La Asociación de Industriales Textiles del Cibao y Norte (ASITEC), la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Textileras (APYMETEX) y la Asociación de Textileros Dominicanos (ASOTEDOM) solicitaron al gobierno reconsiderar este cambio, para darles la oportunidad de que se agoten los inventarios de camisas escolares y materias primas para su fabricación.

“La solicitud es debido a los cambios anunciados por el Ministerio de Educación (MINERD) en los uniformes escolares, sustituyendo las camisas por poloshirts, sin ponderar los inventarios que aún permanecen en las diferentes industrias y comercios del país”, expresaron.

Las asociaciones enfatizaron que no se oponen al cambio, pero que obviar los inventarios existentes afecta grandemente la confianza de los fabricantes, principalmente con el INABIE, que durante los últimos cinco años ha sido un soporte para la industria textil nacional y generadora de miles de empleos.

Explicaron que los fabricantes de uniformes han hecho grandes inversiones en equipos, materias primas y capital humano para poder suplir la demanda y los plazos de entrega requeridos por el programa de compras de uniformes escolares del INABIE, y que con esta medida se verán severamente afectados.

ASITEC,  APYMETEX y ASOTEDOM señalaron que el cambio de la forma propuesta es muy drástico, y que eliminar las camisas de un año a otro afectaría también  los bolsillos de las familias más necesitadas, porque una camisa no podrá ser reutilizada o heredada al año siguiente.

Observaron que en los colegios privados es una práctica común cuando realizan cambios de uniformes permitir la utilización de los viejos durante uno o dos años adicionales, para disminuir el efecto del cambio.