Sigue elevándose la cifra de mujeres asesinadas a manos de sus exparejas. En esta ocasión se trata de Medellín Santana, de 23 años, asesinada de un disparo en la cabeza por Delvis, quien luego de cometer el hecho se suicidó. El evento ocurrió en el sector de los Santos de Santiago.

Con esta muerte, suman a 32 los feminicidios ocurridos en el Cibao en lo que va de este año.

De acuerdo a las informaciones ofrecidas por familiares y testigos del hecho, Delvis se llevó a su apartamento a la niña que procreó con Medellín y en horas de la noche regresó a la casa ésta sin la menor, pidiéndole que fuera a buscarla.

Medellín se negó a la propuesta del hombre y fue en esas circunstancias que Delvis le disparó en la cabeza y huyó del lugar, siendo encontrado muerto más tarde en su apartamento.

La joven tenía diez días que había regresado de Estados Unidos. Los vecinos la definieron como una muchacha tranquila.