Todos los organismos de inteligencia del país trabajan en conjunto para dar con el paradero de Alejandro Castillo Paniagua, alias “Quirinito”, quien supuestamente fingió su muerte para evadir su condena de 30 años por homicidio y salir de la cárcel, poniendo en ridículo el sistema judicial.

El director de la Policía Nacional, Ney Aldrin Bautista, reveló que las unidades de inteligencia e investigación de la institución están trabajando con otras agencias del Estado y la Procuraduría General de la República para dar con el paradero de “Quirinito”.

Jennifer Esthefani, abogada y esposa del condenado, y quine solicitó la variación de medida de coerción alegando graves problemas de salud, declaró que su esposo murió el 5 de julio del presente año, de acuerdo a la investigación iniciada por la Procuraduría General de la República.

Por diligencias de su esposa ante los jueces de la ejecución de pena, Castillo Paniagua, fue trasladado desde un centro correccional a un apartamento, bajo custodia, en San Francisco de Macorís, en mayo de este año.

Luego de que la Procuraduría descartara la posibilidad de que “Quirinito” haya fallecido por un fallo cardíaco, debido a un infarto agudo al miocardio, como aseguró el médico legista Orlando Herrera Robles, su captura y regreso a la cárcel han motorizado la acción de distintos organismos del Estado, que también han alertado a la Policía Internacional (Interpol).