Avanzan las investigaciones que realizan las autoridades para dar con los responsables de la muerte del abogado y catedrático Yuniol Ramírez, cuyo cuerpo fue hallado con un disparo en el rostro y atado de dos blockes. Este domingo sale a relucir que las últimas personas que tuvieron contacto con el malogrado abogado fueron Manuel Rivas, director de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Fausto Rosario y Edwin Santana.

El occiso era un activo crítico de temas controversiales, principalmente a través de notas de prensa a nombre de la Confederación Nacional de Abogados (CONA), de la que era presidente.

Yuniol Ramírez había indicado en un programa de televisión que “el próximo caso de corrupción que estallaría en el país sería en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA)”.

El director de la OMSA, Manuel Rivas, fue detenido cuando regresaba de un viaje por el Aeropuerto Internacional las Américas.

La fiscal de la Provincia Santo Domingo y agentes del Departamento de Investigaciones Criminales (Dicrim) allanaron este domingo las oficinas de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), en busca de evidencias que lleven a aclarar el asesinato del abogado.

El descenso a las oficinas, ubicadas en Manoguayabo se produce, luego de que el juez de atención permanente de Santo Domingo, Bernardo Coplín García, autorizara el ministerio público realizar las pesquisas en el lugar.

Y tras el allanamiento de casi seis horas a la OMSA, la fiscal de la provincia de Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, salió con un legajo de documentos.

Los restos de Yuniol Ramírez fueron sepultados en el cementerio Cristo Salvador en medio de reclamos de justicia y de que se esclarezca el caso.