La gente de a pie, la gente del pueblo, vuelven a ser los más afectados con el paro nacional de los médicos que inició este miércoles a las 6:00 de la mañana y que concluirá el viernes a la misma hora, en demanda de que el Gobierno cumpla con el pacto reivindicativo que firmaron en noviembre del pasado año.

Por tercera vez, el Colegio Médico Dominicano (CMD) en menos de dos meses vuelve a negar asistencia médica a los usuarios del sistema, y las proyecciones es que la lucha se recrudezca, tal cual lo anunciara el presiente del gremio que agrupa a los galenos, Waldo Ariel Suero.

A esta jornada de lucha se han sumado las enfermeras que tienen, además, protesta por la falta de nombramientos de trabajadores de ese sector en el Servicio Nacional de Salud (SNS) y del Instituto Dominicano de Seguridad Social (IDSS).

Pero la situación se agrava con la advertencia del presidente  de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados  (Andeclip), Rafael Mena,  sobre que se están dando los pasos para convocar a un paro de servicios de 24 horas en todas sus clínicas afiliadas, donde se dejará de dar cobertura a los afiliados al seguro de salud del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS).

El presidente de Andeclip aseguró que desde hace dos años no se aplica la indexación por inflación que establece la ley, mientras tanto ese sector ha tenido que asumir los aumentos salariales que se han aprobado en el país; un incremento de la inversión en seguridad; incremento en las facturas de servicios básicos, así como las glosas o retención de pagos que hacen las ARS durante el proceso de auditoría de las facturas que se le presentan por servicios prestados.

El personal de salud solo atenderá las emergencias y a los pacientes críticos, mientras decenas de pacientes con cirugías, estudios, consultas y otros servicios médicos programados, se verán obligados a retrasar sus procedimientos por el paró de los galenos.

El sindicato, a la sazón de su presidente, Waldo Ariel Suero, reclaman el aumento salarial del 15%, completivo al 25% que acordaron el año pasado y del que alrededor de 5,000 profesionales de la salud no lo han cobrado, la mayoría del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS).

Ante la situación, el ministro de Defensa, teniente general Rubén Paulino Sem, informó que los médicos militares están a disposición de las autoridades de salud.

“Todos los médicos están a disposición de Salud Pública y del Servicio Nacional de Salud para prestar atenciones en los hospitales a nivel nacional”, indicó el funcionario.

Asimismo, el ministro de Defensa puso a disposición de la población el hospital de las Fuerzas Armadas y el Ramón de Lara de la Fuerza Aérea