Inicio Sin categoría La estrategia de las alianzas en los partidos

La estrategia de las alianzas en los partidos

248
Felipe Mora

Por Felipe Mora

En las últimas tres elecciones presidenciales celebradas en República Dominicana -en los años 2004, 2008 y 2012- la diferencia entre el candidato vencedor y el derrotado, hablando en términos de las principales fuerzas políticas, fueron los votos aportados por los partidos aliados para el triunfo en primera vuelta electoral.

De ahí el interés mostrado por los candidatos de los partidos mayoritarios en buscar alianzas con pequeñas organizaciones. En otros tiempos, a Joaquín Balaguer esa práctica le dio excelentes resultados, por aquello de que ´´un grano no llena el granero, pero ayuda al compañero´´.

Gracias a las alianzas, Leonel Fernández retornó al poder en 2004 al derrotar en primera vuelta a Hipólito Mejía. El PLD por sí solo obtuvo 1,771,377 votos (49.02%), menos de la mitad más uno, mientras que los aliados le aportaron 292,494 votos (8.09%). Ambos resultados sumaron 2,063,871 votos (57.11%).

Asimismo, Fernández se reeligió en los comicios de mayo de 2008 al derrotar en primera vuelta a Miguel Vargas, y en 2012 Danilo Medina dispuso de Hipólito Mejía por idéntica circunstancia.

Fernández se reeligió en el poder al alcanzar el 53.83% de los sufragios, de los que el 8.90% lo aportaron las alianzas con pequeños partidos. Vargas tuvo que conformarse con el 40.48% de los votos, de los que pertenecieron a las alianzas el 1.91%.

El 20 de mayo de 2012, la respetable suma de 611,313 votos (el 13.46% del total) marcó la diferencia entre dos candidatos que lucharon en procura de alcanzar el poder: Danilo e Hipólito.

En esas elecciones Danilo apareció en 14 de los 24 cuadros disponibles en la boleta electoral, o sea, en el cuadro correspondiente al PLD y en los de 13 partidos aliados que le apoyaron.

En cambio, un 4.82%, igual a 218,656 votos, sumaron los cinco partidos aliados al candidato del PRD, Hipólito Mejía.

El PLD por sí solo consiguió el 37.73% de los votos, mientras que el PRD como partido obtuvo el 42.13% de los votos. Es decir, que el partido opositor sacó más votos que el partido oficial.

En la boleta electoral para las presidenciales de este año que ha dado a conocer la Junta Central Electoral, la cara del candidato peledeista, Danilo Medina, aparece en 15 de las 26 casillas que tiene el documento, debido al apoyo de fuerzas aliadas, mientras que su principal contrincante, Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), solo aparece en cinco. Ahí podría estar la diferencia.

Danilo como candidato del PLD ahora tiene a su favor el apoyo del PRD, que fue su contendor principal en 2012, y en cambio vio alejarse al Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), -que ahora apoya las aspiraciones de Luis Abinader- la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC) u Partido de Unidad Nacional (PUN). Este último lleva candidaturas propias.

El PRSC aportó a Danilo 266,487 votos, para un 5.87%. Las restantes 12 organizaciones aliadas le sumaron un 7.61%. Ambos porcentajes fueron suficientes para que no hubiese necesidad de celebrar segunda vuelta electoral.

En esas elecciones Medina consiguió 2,323,463 votos, para el 51.21% del total, mientras que Mejía obtuvo 2,130,189, para el 46.95%. La diferencia entre ambos fue de 193,274 votos.

De manera individual, sin contar las alianzas, el PRD superó al PLD, al conseguir 1,911,503 sufragios, frente a 1,711,972 del partido morado.

Según datos que aportó la JCE, la cantidad de electores hábiles para las elecciones presidenciales del 20 de mayo aumentó en un 13% con relación a los comicios de cuatro años atrás. De 5.7 millones de inscritos en el padrón electoral pasó a 6.5 millones, con lo que hubo 738,581 nuevos votantes.cheo
Zona de los archivos adjuntos