Inicio Opinión Columnas Escenario agitado

Escenario agitado

25

OYE PAIS
Ruddy L. González

rlgonzalez50@gmail.com

Mientras el país sigue de cerca todo el escarceo del tema Odebrecht, con el morbo añadido de pan y circo, así como el entramado del pleito en Valle Nuevo, los políticos, en todos los litorales, afilan cuchillos en sus luchas intestinas.

Lo de Odebrecht se ha ido convirtiendo en ‘más de lo mismo’, lo cual no parece variará hasta que tiren un cristiano a los leones, como ocurría en la vieja arena romana. Eso es lo que pide la gente: sangre, cabezas.

Y en la puja cada uno tiene su ‘preferido’.

En el lío de Valle Nuevo, luego de tres meses de dimes y diretes, parece que llegó la hora de la verdad y Dominguez Brito, arropado como si fuera un cosaco ruso, se encaramó en la cordillera y dirigió este fi n de semana los desmantelamientos de sembradíos y los primeros desalojos, mientras los ‘propietarios’ siguen ‘luchando por sus tierras’, que se ha comprobado ahora no se sustenta en títulos ofi ciales, porque los que algún día tuvieron, fueron cancelados en su momento por la autoridad judicial.

En la política, la cosa no es diferente. Quique e Ito se regodean de haber tenido ‘ganancia de causa’ en la sentencia ‘dividida’ del Tribunal Superior Electoral, TSE, por el control del partido del gallo colorao, mientras por otro lado explota una demanda por deuda de afi ches hechos en la campaña pasada y Johnnny Jones, en la ‘tercera pata’ del reformismo, se alza con la Liga, apoyado por el gobierno, el PRM y alcaldes coloraos de la ‘franquicia’.

En el perredeismo ahora un grupo, encabezado por el diputado Radhamés González, proclama que el acuerdo PLD-PRD está por ‘hacer agua’ porque los gobiernistas no apoyaron a Neney en la Liga, lo que es desmentido por Miguel Vargas, quien dijo que ese puesto no estaba en el acuerdo, pero deja en el aire porque dejó que Neney ‘se lo creyera’ y llegara tan lejos en sus aspiraciones.

Entre los ofi cialistas las cosas no están como miel sobre las hojuelas, pero con su disimulo acostumbrado, parecen campear el temporal.

Cuentan que lo de la Liga fue ‘un cubo de agua fría’ para el leonelismo, al no pasar Ditrén, pero que ese no fue más que un round en la lucha de tendencias por la candidatura presidencial del 2020: muchos apuestan a que Danilo tratará de seguir y que, si lo hace no tendría oposición a lo interno que lo impeda. Si no fuera el caso, Leonel tendría ‘ventaja’ sobre otros aspirantes, aunque ello no amilana a fi guras como Reinaldo, Francisco Javier, Amarante Baret o Temo, ni hace perder la fe a algunos que en la gatera, corren por dentro y que sienten delfi nes: Gonzalo Castillo, José Ramón Peralta y hasta Domínguez Brito.

Terminó el beisbol. Ahora pan y circo político.