Envían a prisión a presunto médico practicaba abortos clandestino

    99

    El juez José Alejandro Vargas impuso hoy tres meses de prisión preventiva contra el falso médico Rafael Delgado Quezada, imputado de practicar abortos de manera clandestina, con relación a los seis restos de fetos encontrados en la autopista de San Isidro.
    Del mismo modo, el juez dictó medida de coerción contra el propietario del local, Agustín Hung Guillén, consistente en prisión domiciliaria, uso de grillete e impedimento de salida, imputado de ser la persona responsable de darles las primeras atenciones a las pacientes y luego pasarlas donde el “doctor” Delgado Quezada, quien ejercía sin haber obtenido el título universitario ni exequátur para ejercer la profesión de médico.

    Por el hecho también fueron judicializadas Zoila Polanco Canelo, quien fungía como enfermera; Arabelis Josefina Méndez Méndez, encargada de realizar las labores de secretaria, y quien es la esposa Hung Guillén, a las cuales se les dictó medida cautelar consistente en presentación periódica, impedimento de salida y una fianza de 500 mil pesos, así como al chofer Cecilio Liriano Pérez, quien era la persona encargada de sacar y trasladar los embriones en una funda negra.

    De conformidad con la instancia, en fecha 18 de julio del presente año, fueron encontrados seis restos de fetos, en la autopista San Isidro, esquina avenida Ecológica, del municipio de Santo Domingo Este, los cuales al ser levantados por la Unidad de Homicidio de esa jurisdicción explicaron que se trataba de cuatro masculinos y dos femeninos.

    Posteriormente, el Ministerio Público recibió una llamada anónima donde le informaron que dichos fetos habían sido sacados del Centro Médico Nacional, ubicado en la calle Teniente Amado García del sector Villa Consuelo.

    Inmediatamente, el Ministerio Público representado por un equipo procuradores fiscales, encabezado por Kelvin Colón, Waner Robles, Vladimir Viloria, José Guerrero y José Luis Bonilla Lantigua inició una investigación, donde se comprobó la entrada y salida de mujeres con actitud sospechosa.

    Posteriormente, la Fiscalía realizó un allanamiento en el referido centro de salud, donde se encontraba una adolescente cuyas generales se omiten por razones legales, y quien luego de ser intervenida presentaba un abundante sangrado por lo que tuvo que ser trasladada al hospital Materno Infantil de Los Mina, donde le practicaron un legrado.

    El juez de la Oficina de Atención Permanente acogió la solicitud del Ministerio Público, que ha calificado los hechos de violación a los artículos 265, 266 y 317 del Código Penal Dominicano, y los artículos 92, 98, 155- 5, y 156-7 de la Ley 42-01.