Inicio Columnas Punto de Vista ‘Debate permanente’

‘Debate permanente’

7

SECUESTRO, RESCATE.- Francisco Rubiales escribió Democracia Secuestrada, se publicó en el 2005 y se refiere al caso español. Sin embargo, el rescate que plantea podría ser un remedio universal ahora que el autoritarismo se impone como norma dentro de los partidos, y -por derivación lógica- en el ejercicio del poder. En el prólogo se dice: “El libro es un alegato a favor del debate, no como un elemento más de la configuración de la democracia, sino como la esencia de la democracia. Si no hay debate, no hay democracia, porque la democracia -la verdadera democracia- es debate permanenteÖ”. La democracia dominicana también está secuestrada y la única manera de rescatarla es ampliando y profundizando el debate de cuestiones básicas y fundamentales. Que es lo que no quieren los partidos o los dirigentes responsables del plagio. Y se está viendo con la Ley de Partidos en sentido general, pero igual con las primarias, un elemento particular. La Ley fue dejada sobre la mesa, ya que se hace difícil guardarla de nuevo en la gaveta, y las primarias serán lo que decida el PLD. Una situación inexplicable, pero que implica sumisión dialéctica. Lo que diga Danilo Medina o Leonel Fernández es lo que va…

EL ÁRBOL, EL BOSQUE.- No puede avanzarse políticamente si los partidos o sus dirigentes no son capaces de ver el bosque, pero tampoco el árbol. ¿Cómo explicar que si en el PRM existe la misma discrepancia respecto a las primarias, el debate sea exclusivo del PLD? Se sabe que Hipólito Mejía es partidario de la consulta abierta y que Luis Abinader prefiere la cerrada. Lo lógico sería -entonces- que el mambo que suene y se baile en el partido de gobierno, también en la principal fuerza política de oposición. No debe obviarse que Mejía y Abinader se afanan por la candidatura presidencial, que es lo que se dice de Danilo Medina y Leonel Fernández. Debiera haber un debate en el PRM, con todos los riesgos y las consecuencias, sobre las controvertidas modalidades de consulta interna. Incluso, nadie sabe, tal vez los perremeístas resulten más lúcidos que los peledeístas y den con fórmulas más sabias o alternativas más viables. Que la escuela de Ivelisse Prats supere la de Alejandrina Germán. Dicen que dos ojos ven más que uno, y podría decirse por analogía que dos debates llevados de manera simultánea serían más apropiados para solventar la cuestión. Cuando el toro está en la arena, no queda de otra que enfrentarlo…

INESCRUTABLES DESIGNIOS.- La renuencia al debate oculta un hecho políticamente importante. Con el cancito de primarias abiertas o primarias cerradas, Leonel Fernández y Danilo Medina están robándose el show, pues solo ellos dos están en tarima. Quienes estén a favor de las primarias abiertas, se suponen de Medina. Quienes por el contrario postulen las primarias cerradas, se consideran de Fernández. El universo político dominicano se decide por una u otra, por lo que en el Olimpo solo hay dos dioses. Medina y Fernández. Al parecer una situación sin importancia, pero solo si se las ve de soslayo. Al dejárseles la cancha, al mismo tiempo árbitros y jugadores. Si resuelven entre ellos, el problema desaparece. No es fácil, pero por alguna razón existen las hipótesis. Por ejemplo, la experiencia de la Catedral, la boda de la hija del presidente. Fernández fue a la ceremonia acompañado de tres de sus más fieles escuderos. Radhamés Jiménez, Nicolás Calderón y Freddy Pérez. Los sentaron en primera fila, frente al púlpito, y la visibilidad obligó a que todo el que pasara por delante o por el pasillo central saludara a Fernández, como si el amor de los contrayentes contagiara a los invitados. Los inescrutables designios del Señor…

ÍCARO TRANQUILO.- Esa colocación de Leonel Fernández en primera fila y cerca del pasillo central fue estratégica. Cuando terminó la ceremonia y los contrayentes se iban, y detrás el papá y la mamá de la novia, Danilo Medina y Fernández se pecharon. Ahí el saludo y el abrazo que recogieron las redes del domingo y los periódicos del lunes. Aunque previo al cariño entre presidentes, el Administrativo José Ramón Peralta, sentado en segunda fila, detrás de Fernández, había sido condescendiente y dispensado un trato amable. La circunstancia creó cercanía, pues Fernández fue al velatorio de la madre de Peralta e igual a la misa del novenario. El alto funcionario por su parte asistió al almuerzo con motivo del 44 aniversario del PLD. Fernández se cuidó y no anduvo con ninguno de sus “etarras ”, poniendo en su cabeza el sombrero que aconsejó llevar a sus compañeros de partido. La prudencia (“Öun valor sencillo, pero fundamental para la convivencia humana”). Todo lo transcurrido en los últimos días entre peledeístas dice muy claro que el debate de por sí no ocasiona problema, si se tiene inteligencia emocional y se vuela a la altura apropiada. Ícaro estuvo de lo más controlado en la comida de ayer, temiendo al sol y al mar…

orlandogil@claro.net.do

(Artículo publicado originalmente en el Listín Diario)