Inicio Sociedad Actividades Atribuye problema de representatividad a crisis en sistema de partidos

Atribuye problema de representatividad a crisis en sistema de partidos

64

Santiago.- El miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ingeniero Temístocles Montás, dijo en esta ciudad que el país atraviesa por un serio problema de representatividad lo que atribuye en gran medida a la crisis que actualmente afecta al sistema de partidos políticos.

Al abordar el tema, el dirigente político citó la última encuesta Latinobarómetro que arrojó que el 70% de los dominicanos dice que no se siente representado en el Congreso y ubica a los partidos políticos como las instituciones peor valoradas en el régimen democrático.

Montás, que también se desempeña como ministro de Industria y Comercio, expresó sus planteamientos durante el segundo coloquio que organizó titulado “Hacia dónde van los partidos en República Dominicana”, en el que participaron como expositores el abogado y politólogo Flavio Darío Espinal, y los sociólogos José Del Castillo y Wilfredo Lozano, en un encuentro con cientos de personas en el salón del Edificio Empresarial de esta ciudad.

No obstante, reconoció que, desde el punto de vista de la consolidación de la democrática, los partidos han jugado un papel transcendental por lo que entiende es momento de que la sociedad en su conjunto aborde el tema con responsabilidad de cara al inicio de las discusiones sobre la aprobación de la Ley de PartidosPolíticos.

Durante su exposición en el auditorio, el dirigente político resaltó que los partidos son los que estructuran la agenda política de un país y en gran medida le dan fisonomía a la política. “Obviamente, la calidad de la democracia se mide por la calidad de los partidos políticos.“Una democracia de calidad es porque hay partidos de calidad”.

Al analizar la situación actual de las tres fuerzas políticas del país, Montás subrayo que están en franco deterioro, pese a los cambios estructurales que se han producido en el sistema político dominicano desde el año 1996.

Precisó que al día de hoy el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) están completamente erosionados, convertido en una fuerza marginal, que en el pasado torneo electoral alcanzaron alrededor de un 6% de los votos.

En cuanto al PLD, Montás observó que, si bien el partido que ha gobernado el país en los últimos 20 años conserva su vigor en función del apoyo obtenido a lo largo de los procesos electorales, los acontecimientos que se produjeron durante las primarias internas previo a la contienda del pasado mayo 20, indica que hay un serio malestar que requiere atención.

“Nadie puede ocultar que mi partido está confrontando serias dificultades internas que se expresaron de manera clara durante las micro primarias que se efectuaron y que generaron situaciones que no se habían vivido nunca en el PLD, y que casi a llegaron a aproximarse a lo que fue el desbordamiento que se produjo en el PRD cuando celebraba sus convenciones y sus primarias”, expresó.
El financiamiento, clave según José Del Castillo

El sistema político dominicano desde la perspectiva histórica de los procesos electorales fue abordado por el sociólogo José Del Castillo, quien resaltó que desde el año 1962 a la fecha los dominicanos han acudido a las urnas en 21 oportunidades para elegir de forma democrática a sus autoridades.

Hizo un análisis detallado de las recién pasadas elecciones, en el que tocó todos aspectos relacionados con las contiendas internas de los partidos, alianzas y resultados, haciendo énfasis en la estructura de Congreso Nacional, observando la ausencia de algunos congresistas que tras varios años han quedado fuera.

Para Del Castillo, el financiamiento de los partidos ha sido punto de controversia en las organizaciones políticas en muchos países, por lo que entiende que la clave de una normativa realista de control de las finanzas en campana radica en las indagatorias con las fuentes de financiamiento.

“Hablar con los que levantan los fondos, determinar cómo lo hacen, identificar las fuentes, precisar los fondos promedios y máximo reales, bancarizar las informaciones de ingresos y gastos, rendir informes al ente regulador, habilitar portales de transparencia y delinear claramente las prohibiciones y establecer las sanciones”.

El sociólogo concluyó que el futuro de las organizaciones políticas, lo decidirá el porvenir y que su apuesta consiste en evitar su deterioro.