Luis Almagro muestra preocupación por sanciones a la prensa en Latinoamérica

    164
    Luis Almagro. Fuente externa.

    La Altagracia.-El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, informó hoy ante la Reunión de Medio Año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que los Estados son los responsables del buen funcionamiento de la democracia; sin embargo, dijo que a la OEA le preocupa elementos como las sanciones a periodistas, a caricaturistas y la concentración es de medios en Latinoamérica.

    “Todos tenemos un papel que cumplir para asegurar que la libertad de expresión y el pluralismo predomine sobre intereses particulares. Lo hemos dicho, que la libertad de expresión es uno de los derechos humanos más relevante para construir y consolidar nuestro sistema democrático”, agregó Almagro.

    Asimismo, explicó a la SIP que la democracia es el ejercicio de derechos políticos y civiles, como la libertad de expresión ejercida todos los días sin acepciones.

    Señaló que la comunicación libre, plural y participaba es una condición necesaria para el progreso de la sociedades que se valoran y además, respetan los derechos humanos.

    “Me han llamado para hablar de los ejecutivos actuales de la democracia en Latinoamérica”, dijo Almagro, al referir que con la democracia en América Latina era tiempo de accionar y que había que lograr mucho en materia de pena vigente de derechos civiles y políticos del Continente.

    Indicó que los países de américa se han comprometido varias veces en una visión común dada por principios democráticos y que a OEA tiene la valentía de trabajar en base a los acuerdos firmados por estos países para que no sean letras muertas.

    Agregó que la valentía de la OEA incluye la defensa de la libertad de expresión y el pluralismo para todos los ciudadanos tengan el mismo derecho a decir lo que piensan.

    Almagro resaltó que los servidores públicos tienen la responsabilidad de buscar soluciones a la falta de libertar de expresión, superar limites, salir de zonas de confort para poder hacer las cosas que son necesarias e imprescindibles para el de desarrollo y bienestar de cada país y su buen funcionamiento democrático.

    Agregó que estos puntos deben ser trabajados permanentemente en América.

    Dijo que los principios morales no significaban nada, sino se lucha cada día sin tregua contra la corrupción, si no se asumen las responsabilidades diarias de luchar, si nono se resuelven las enormes desigualdades en acceso a derechos de los ciudadanos y si no se aceptaba que se necesita resolver deficiencias en las sociedades que son el cargo exclusivo del crimen organizado.
    “No podemos aceptar de brazos cruzados una realidad donde las oportunidades de progreso siguen siendo esquivas a quienes provienen de un hogar humilde o pasan por el costado por razones de raza, género u orientación sexual. Por el contrario, debemos bregar para que haya igualdad de oportunida