Inicio Sociedad Economía Agricultura anuncia veda a cultivos hospederos de la mosca blanca

Agricultura anuncia veda a cultivos hospederos de la mosca blanca

124
Ángel Estévez

El ministro de Agricultura, Ángel Estévez, dejó implementada en Azua la veda para hospederos de la mosca blanca que afecta los cultivos de vegetales y frutas, con la finalidad de romper el ciclo de la plaga y garantizar que el virus este totalmente ausente cuando se reabra el periodo de siembra y se protejan las plantaciones.

Al hacer el anuncio de la prohibición de cultivos hospederos hasta finales del mes de septiembre, el titular indicó que la entidad hará todo para que las disposiciones de la resolución se cumplan y exhorto a los productores a trabajar de manera conjunta con el sector oficial para ello.

Estévez dijo que la eliminación de los hospederos de la mosca permite mejorar la calidad de los productos, a la vez que otorga mayor productividad a los productores de frutos y vegetales.

La veda impuesta por recomendaciones del Departamento de Sanidad Vegetal de la entidad va dirigida a aquellos productos que sirven de hospederos a la mosca blanca, como son: tomates, berenjenas, ajíes, tabaco, molondrones, algodón, habichuelas, melón, sandia, pepino, auyama, cundeamor, musu, calabaza, calabacines, entre otros, y inicia desde el primero de julio hasta el 30 de septiembre.

El ministro pidió a los productores mejorar y tecnificar sus cosechas para evitar la propagación de plagas e insectos que afectan los cultivos, utilizando las buenas prácticas agrícolas y el buen manejo post cosecha, lo que permite a los productos sobretodo de exportación evitar que sean rechazados en mercados internacionales.

“Estamos pidiendo a los productores nacionales a cumplir las disposiciones de la veda y solicito que no se siembre ningún producto hospedero, ya que con la prevención creamos una visión mejor de la producción nacional, así como productos de mayor calidad e higiene para los consumidores y para las exportaciones”, puntualizó.

Asimismo, dispuso la entrega de semillas de maíz híbrido, suficientes para sembrar de entre 15.000 a 25.000 tareas, con el objetivo de que los productores que estén interesados en cultivarlos, como medida de apoyo durante el tiempo de la veda, lo que les permitirá que tengan rentabilidad durante este proceso.